Redacción (Ciudad de México, 19 de octubre de 2017) La magistrada de la Sala Superior delTribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto Fregoso, indicó que lograr el derecho al voto para las mujeres fue una de las revoluciones sociales más importantes del siglo XX, resultado de movimientos feministas en México y en el mundo, y concebido no como una concesión, sino como el reconocimiento al ejercicio de una ciudadanía plena de un Estado democrático.

Agregó que este logro se tradujo en la oportunidad de ocupar espacios de toma de decisiones en el ámbito público-político en un marco de igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

La magistrada Soto Fregoso advirtió que en la actualidad las mujeres ejercen su derecho en todos los procesos de elección de cargos de representación popular y su participación en política se inscribe en un avance gradual, constante y efectivo del proceso de ampliación de sus derechos político-electorales.

En ese sentido, la Magistrada de la Sala Superior señaló que, a nivel local, siete entidades federativas han alcanzado o superado el 50% de mujeres en el Congreso; 11 están entre el 30% y 39%; sólo dos estados están por debajo del umbral mínimo del 30%. Además, en el periodo 2015-2016, ocho de 32 entidades incluyeron la paridad horizontal en las candidaturas de presidencias municipales. A la fecha, sólo el 14.05% de éstas son ocupadas por mujeres.

En cuanto a los avances jurisprudenciales, Soto Fregoso, apuntó que, recientemente la Sala Superior del TEPJF ha reconocido que los partidos políticos deben aplicar el principio de paridad de género de manera extensiva a la conformación de sus órganos internos, y no sólo en la postulación de sus candidaturas a cargos de elección popular y al respecto, se refirió al expediente SUP-JDC-369/2017.

“La conmemoración de un día como hoy, en el marco del desarrollo democrático mexicano nos lleva a valorar estos avances sustanciales, pero sobre todo a replantearnos los múltiples desafíos para enfrentar los obstáculos de carácter cultural y legal que mantienen la desigualdad estructural entre mujeres y hombres”, afirmó la magistrada Soto Fregoso.

La Representante de ONU Mujeres México, Belén Sánz Luque, consideró, en su intervención, que la tarea de todos es lograr que las mujeres puedan participar de modo libre y con garantías en la vida política del país y que la paridad es un gran paso firme hacia ello, “pero aún tenemos grandes retos que enfrentar, como es, la violencia política en razón de género”.

“Debemos insistir en la necesidad de tipificar la violencia política contra las mujeres, en poner en marcha los protocolos necesarios para prevenirla y erradicarla y garantizar que los avances en paridad no redunden en dar marcha atrás en garantía de ejercer este derecho libremente”, puntualizó.

El Foro que tuvo en el auditorio José Luis de la Peza de la Sala Superior, contó con la presencia de senadoras y diputadas federales; Magistradas del Consejo General Electoral de Colombia y de las Salas Regionales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; consejeras electorales del INE; presidentas municipales, mujeres periodistas, entre otras personalidades.

No hay comentarios

Deja un comentario