TRIBUTO CINEMATOGRÁFICO A DOS RUEDAS

0
50

Por: E. Muñoz.

Tlaxcala, Tlax., 2 de mayo de 2016.

En abril se celebró el día mundial de la bicicleta. Una forma de tributo es a través de disfrutar un clásico imprescindible del séptimo arte: Ladrón de bicicletas, del director italiano Vittorio De Sica.

El Film se centra en Antonio Ricci, un hombre humilde de la Italia de posguerra, quien sufre el robo de su bicicleta de trabajo, la cual consiguió con gran esfuerzo y sacrificio tanto de él como de su esposa.

La pérdida de la bicicleta implica el quebranto del sustento del hogar, por lo que acompañado de su hijo, Antonio trata inútilmente de recuperarla.

En la obra se plasma la pobreza, la esperanza, la compasión, la dignidad, lo justo y lo injusto. La historia es cruda, es un reflejo de la situación real de la marginación, la precariedad y el desempleo.

El film tiene un efecto empático, nos acerca al otro, nos conmueve.

Esta extraordinaria película estuvo nominada al Oscar en 1949 como mejor guion para película extranjera.

Su director nació en Sora en 1901 y murió París en 1974.  Su trabajo es clave dentro del movimiento cinematográfico, conocido como neorrealismo italiano, que surgió en la primera mitad del siglo xx con el objetivo de mostrar condiciones sociales más genuinas, más humanas.

No hay comentarios

Deja un comentario