CANDIDATOS INDEPENDIENTES, UN ARENA DISPAREJA Y COMPLEJA PARA 2018

0
2

Zurya Escamilla Díaz (Tlaxcala, Tlax., 13 de septiembre de 2017) Por primera vez, ciudadanos sin el respaldo de un partido político podrán competir por la vía independiente para acceder a un cargo público a nivel federal.

Los procesos electorales posteriores a la reforma electoral de 2014 han dado cuenta de algunas victorias para quienes desean contender por esta vía. En este caso, bien vale recordar a Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, quien obtuviera la gubernatura de Nuevo León y Pedro Kumamoto Durán, diputado en el congreso de Jalisco.

Mientras que en Tlaxcala, de los cuarenta aspirantes a diputados, presidentes municipales y gobernador, sólo dos consiguieron la victoria: José Esteban Cortés Torres, en Mazatecochco, y Miguel Ángel Sanabria Chávez en Santa Cruz Tlaxcala.

El pasado domingo, el Instituto Nacional Electoral (INE), emitió la convocatoria para que aquéllos con la intención de participar por la vía independiente lo manifiesten. Las personas que deseen contender por la presidencia, tendrán hasta el 8 de octubre; a la senaduría, hasta el 9 de octubre, y por la diputación federal, hasta el 4 de octubre.

¿A qué se enfrentarán quienes deseen participar como candidatos ciudadanos? Deberán constituir una asociación civil, la cual fungirá como partido político para el tema de la fiscalización; deberán aperturar una cuenta bancaria en la que se recibirán recursos públicos y privados.

También tendrán que proporcionar un correo electrónico con el cual podrán acceder a una plataforma en línea, en la que -llegado el momento- deberán realizar el registro de apoyo para respaldar su aspiración.

¿Y una vez que les dan luz verde? En ese momento ya adquieren la denominación de “aspirantes a candidatos independientes” y podrán realizar un ejercicio similar a las precampañas, con el objetivo de recabar firmas que permitan saber a la autoridad electoral que tiene posibilidades de contender.

Aún sin financiamiento público, los aspirantes independientes a la presidencia deberán reunir firmas de al menos el 1 por ciento de quienes integran el padrón electoral federal, distribuido en al menos 17 entidades. Además, también deberá reunir el 1 por ciento del padrón de cada una de ellas, como mínimo. (Artículo 371, párrafo 1)

Por lo que respecta a la senaduría, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe) determina que será al menos 2 por ciento del padrón de la entidad que corresponda y al menos 1 por ciento en, por lo menos, la mitad de los distritos que la integren. (Artículo 371, párrafo 2)

Mientras que para los diputados federales, la ley requiere al menos 2 por ciento del padrón electoral del distrito que corresponda, el cual debe estar conformado por al menos el 1 por ciento del padrón en la mitad de las secciones electorales que integren el distrito. (Artículo 371, párrafo 3).

Una vez realizada la compulsa por parte de la autoridad electoral, si reúnen los requisitos, entonces ya se pueden llamar candidatos independiente. En consecuencia, podrán acceder a financiamiento público y hacer proselitismo para obtener el voto.

Caso similar ocurre en las entidades, donde los porcentajes y requisitos varían de acuerdo a las leyes locales.

En relación al financiamiento público, el INE destinará un monto similar al que otorgaría a un partido de nueva creación para TODOS los candidatos independientes a TODOS los cargos públicos.

Este total será repartido, 33.3 por ciento para los candidatos a la presidencia; 33.3 por ciento para quienes buscan la senaduría y 33.3 por ciento para quienes aspiren a la diputación federal por la vía independiente.

Esas cantidades a su vez deberán dividirse entre el número de personas que aspiren a cada uno de los cargos.

Para darse una idea, mientras que a Jacob Hernández Corona, candidato independiente a la gubernatura de Tlaxcala en el Proceso Electoral 2016, le fueron asignados 130 mil 611 pesos de recurso público para su campaña; al candidato del PRI -actual gobernador- le fueron asignados un millón 465 mil 169.20 pesos para promoción del voto.

Esto significa una diferencia de al menos once veces en la totalidad de los recursos públicos destinados a una y otra candidatura.

Sin duda aún queda mucho por hacer para impulsar este tipo de candidaturas a nivel local y federal, para darles una oportunidad de ser competitivos y lograr un sistema electoral más justo e incluyente para todas las expresiones políticas al seno de la sociedad.

No hay comentarios

Deja un comentario